Hotel Capri: un gánster reformado

hotel con encanto
Hotel Capri: un gánster reformado

Los recuerdos de un pasado más oscuro fascinan a los viajeros que hoy disfrutan de una comodidad extraordinaria.

Recientemente renovado desde el suelo hasta el tejado tras haber permanecido cerrado una década, el Capri vuelve a nacer en el corazón del barrio de Vedado. Desde luego, sus 250 habitaciones se han beneficiado de una elegante modernización, pero seguramente ha sido la clientela lo que más ha cambiado.

El actor estadounidense George Raft (conocido principalmente por Scarface, de 1932) inauguró el Capri en 1957. Tras su cortina de humo, se encontraban Charley «la Cuchilla», Sonny «el Carnicero» y otros miembros de la banda de Santo Trafficante Jr., que se encargaban de la financiación del establecimiento y de su casino.

Durante la revolución, en este lugar de perdición se alojaban los soldados. Aquí se hubiesen rodado algunas escenas de El padrino II si Coppola hubiese obtenido la autorización; en su lugar, se tuvo que conformar con la República Dominicana. Sin embargo, los más cinéfilos reconocerán en la azotea de este edificio modernista la glamurosa piscina con la que arranca Soy Cuba. El resto simplemente disfrutará de las magníficas vistas de la ciudad.

Hotel Capri
Calle 21, entre las calles N y O
Velado
10400 La Habana

Tel.: +53 7 8397200

www.nh-hoteles.es/hotel/nh-capri-la-habana

Habitación: desde 135 CUC