El obligado brunch del Café Oliver

imprescindible
El obligado brunch del Café Oliver

Entre su brunch de los domingos y su menú semanal, el Café Oliver se ha convertido en un lugar imprescindible y barato en el centro de la capital.

Amantes del brunch del domingo: la parada en el Café Oliver de la calle María de Molina es absolutamente indispensable. El pionero madrileño de esta nueva comida del fin de semana se ha convertido en un clásico de su género. Su ambiente radicalmente cosmopolita y su carta mediterránea se combinan en un bar-cafetería situado en un sótano; su DJ crea los fines de semana un ambiente de fiesta nocturna de vanguardia.

Una institución que desde 1966 combina la hamburguesa con queso y el cuscús, el brownie y la mozzarella, pero que propone también una repostería casera, huevos benedictinos y unas crepes de muerte, todo ello servido en copiosas raciones que es posible que no llegue a acabarse. Tenga en cuenta que antes de venir a disfrutar de las exquisiteces del francés Frédéric Fétiveau debe reservar: es fácil que el establecimiento se llene.

Café Oliver

Calle Hermosilla, 23

Hotel Tótem Madrid

28001 Madrid Tel.: +34 915 217 379

www.cafeoliver.com

Carta: alrededor de 30 EUR