Cuando los mejores chocolateros parisinos rivalizan en creatividad

Publicado el 

Cuando los mejores chocolateros parisinos rivalizan en creatividad

En la Rive Gauche de la capital francesa, el chocolate adquiere formas y sabores de lo más insólitos. Nuestra selección de los maestros chocolateros de París más deliciosamente extravagantes.

Cuando los mejores chocolateros parisinos rivalizan en creatividad

Patrick Roger, el Rodin del chocolate

En la Place de la Madeleine, un orangután de chocolate a tamaño real acapara las miradas de los transeúntes. Bienvenidos a Patrick Roger, el guardián de un mundo en el que el valioso cacao es el rey indiscutible. Para el mejor obrador de Francia del año 2000, que logró exponer concretamente en el Museo Rodin, «la escultura es una disciplina con sabor». En efecto, con motivo de la reapertura del lugar, el artesano propuso su propia versión del Monumento a Balzac de Auguste Rodin. Fueron necesarias más de 450 horas de trabajo para realizar una escultura de casi cuatro metros de alto, completamente de chocolate. Desde su taller de Sceaux, el maestro chocolatero no deja realizar deliciosas creaciones. Junto a su habilidoso equipo, elabora extraordinarias almendras provenzales caramelizadas y recubiertas de chocolate. Por no hablar del Amazonas, la creación estrella de Patrick Roger: una semiesfera que conjuga un delicioso caramelo con la lima, que aporta el toque justo de acidez...

Patrick Roger
3, place de la Madeleine
75008 París
+33 (0)9 67 08 24 47
patrickroger.com/

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Cuando los mejores chocolateros parisinos rivalizan en creatividad

Jean-Charles Rochoux, un virtuoso del detalle

A poca distancia de los jardines de Luxemburgo, adéntrese en este establecimiento, forrado de madera y espejos, dirigido por Jean-Charles Rochoux, discípulo de Guy Savoy. En este verdadero gabinete de curiosidades conviven cocodrilos, liebres, enanos de jardín y otras esculturas de chocolate. Este genio de la precisión trabaja el cacao creando formas únicas para lograr un acabado perfectamente cincelado. Sin embargo, el artesano no se olvida de los sabores. Pruebe sus magníficos bombones con trufa blanca de Alba (Piamonte) o sus adictivas cremas para untar, como las de fresas del bosque, avellana o chocolate. ¿Su best-seller? Las tabletas del sábado (tablettes du samedi), que pueden consumirse durante 48 horas. Esta delicia fugaz contiene frutos frescos de temporada recubiertos de chocolate negro al 70 %. Un capricho para los amantes de las sensaciones con sabor a cacao.

Jean-Charles Rochoux
16, Rue d'Assas
75006 París
+33 (0)1 42 84 29 45
jcrochoux.com/

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Cuando los mejores chocolateros parisinos rivalizan en creatividad

Sadaharu Aoki, contrabandista de sabores

Desde su juventud en Japón, Sadaharu Aoki se ha dedicado al oro gustativo. Instalado en París desde los años noventa, este pastelero eleva el chocolate francés con sus conocimientos traídos del país del sol naciente. Desde que abriera su primera tienda en la Avenue de Vaugirard, ha conquistado al público. El maestro reinventa el chocolate gracias a unos pocos ingredientes emblemáticos: matcha, yuzu (un cítrico asiático), wasabi y crema de alubias rojas. Descubra su divertido «estuche de maquillaje». Imitando a este producto cosmético, el cofre sorpresa alberga multitud de sabores refinados e intensos, como el bambú acompañado de su ganache de chocolate blanco. Un verdadero viaje gustativo.

Sadaharu Aoki
35, Rue de Vaugirard
75006 París
+33 (0)1 45 44 48 90
sadaharuaoki.com/

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Cuando los mejores chocolateros parisinos rivalizan en creatividad

Jean-Paul Hévin, el maestro de las combinaciones inéditas

Jean-Paul Hévin, un auténtico revolucionario del sabor, se dio a conocer con sus aperitivos de chocolate... rellenos de queso. Cada combinación va acompañada de un fruto seco, una hierba o una especia para realzar el sabor. Déjese tentar por una caja de chocolate, queso de cabra y avellana, regada en última instancia con un vino del Jura. Comprobará que se trata de una combinación sorprendentemente armónica y sutil. El artesano que propuso durante mucho tiempo el chocolate caliente con ostras en su establecimiento del Faubourg Saint-Honoré aprendió de los mejores y también domina a la perfección elaboraciones más convencionales. Su tableta de chocolate con leche de caramelo y flor de sal o su «Yuzu», realizado con ganache de limón, yuzu y chocolate negro, serán un verdadero regalo para sus papilas gustativas.

Jean-Paul Hévin
231, Rue Saint-Honoré – por el patio
75001 París
+33 (0)1 55 35 35 96
jeanpaulhevin.com

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Cuando los mejores chocolateros parisinos rivalizan en creatividad

Patrice Chapon, fabricante de cacao

Este apasionado comenzó vendiendo sus propios chocolates de puerta en puerta a las confiterías parisinas. Desde 2012 y la inauguración de su «laboratorio» en Chelles, es uno de los pocos chocolateros que tuesta su propio cacao. Desde la selección de los granos hasta la obtención de la pasta, pasando por el triturado y el conchado, Patrice Chapon realiza personalmente todas las fases de la fabricación del chocolate. De su obrador salen verdaderas producciones desde cero; pruebe sus «ópalos» —deliciosas bolitas de praliné— o su tableta con sal ahumada y pistacho. Mención especial merece su chocolate con azúcar de coco, pensado especialmente para las personas diabéticas. Para disfrutar de todas estas maravillas, déjese caer por la rue du Bac. Allí le aguarda una pequeña sorpresa: una barra de mousses de chocolate tan asombrosa como suculenta. Disfrute de estas pequeñas tarrinas que le harán perder la noción del tiempo, como la de mousse de Madagascar, ligeramente mentolada, o la de Ecuador, con higos secos y cítricos confitados. Su estancia en París nunca fue tan golosa.

Chocolat Chapon
69, Rue du Bac
75007 París
+33 (0)1 42 22 95 98
chocolat-chapon.com