Clos Antonini: una pausa refrescante

pueblo medieval
Clos Antonini: una pausa refrescante

En lo más alto de la montaña, entre las callejuelas adoquinadas de Sant-Antonino, flanqueadas por pintorescas casas restauradas, Clos Antonini le invita a paladear el delicado amargor de los cítricos.

No hay visita que se precie a este pueblo sin detenerse aquí para degustar in situ o para llevar un zumo de limón o un mosto. Entre los puestos de limones y aceite de oliva a la entrada del pueblo, también podrá hacer acopio de vino y confituras de cítricos e higos frescos.

Con acceso restringido a los vehículos de motor, en esta localidad, cuya historia se remonta al siglo IX, no le quedará más remedio que recorrer a pie las empinadas calles de su casco medieval, aunque si prefiere un paseo más cómodo, siempre puede decantarse por el servicio de « burrotaxi ». En la plaza le aguardan varias tabernas donde reponer fuerzas y admirar la exuberancia del paisaje.

Considerado uno de los más bonitos de Córcega, a este pequeño pueblo medieval se llega por la carretera comarcal D151, desde donde podrá seguir su camino hacia otros lugares insólitos como Corbara y Murato.

Clos Antonini
Place de l'Eglise
20220 Sant-Antonino

Tel.: +33 (0)4 95 61 76 83

www.gustidicorsica.com